1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Un legado de resiliencia

El gobierno Duque deja una economía reactivada y creciendo, con desafíos en desempleo, pobreza y sostenibilidad fiscal.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
agosto 04 de 2022
2022-08-04 10:25 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Los días recientes han estado llenos de los balances de las distintas áreas del gobierno de Iván Duque. Una de ellas es la economía que, en el caso del gobierno saliente, estuvo marcada por la irrupción de la pandemia de covid-19. La gestión económica de la Casa de Nariño -y el desempeño de los sectores productivos del país- no se pueden entender sin la sombrilla de la crisis sanitaria, económica y social que desató el coronavirus por 30 de los 48 meses del cuatrienio.

Si bien, según la más reciente encuesta Invamer, el 83% de los colombianos cree que la economía está empeorando, lo cierto es que el gobierno Duque deja un aparato productivo en una senda dinámica de reactivación. El PIB nacional creció 10,7% en 2021, un 8,5% en el primer trimestre de este año y el Índice de Seguimiento a la Economía (ISE) del Dane reportó en mayo un crecimiento del 16,5%.

De hecho, en medio de un semestre caracterizado por la inflación global, las altas tasas de interés y el deterioro de las condiciones internacionales, la economía colombiana registra perspectivas positivas para su desempeño económico a final de 2022. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI) el país crecería un 6,3% este año, el mejor comportamiento de las economías de la región latinoamericana.

Este es un dinamismo que no solo ratifica la resiliencia de la economía colombiana sino también contrasta con el histórico desplome del país en 2020, el año en que irrumpió la covid. La pandemia paralizó hasta 30,2% de los sectores productivos y la actividad económica se hundió un impresionante 20,2%. La administración Duque logró navegar una crisis sin antecedentes en su magnitud y complejidad y lideró al sector empresarial a una reactivación tangible en la que la mayoría de ramas reporta niveles superiores a los registrados antes de la pandemia.

No hay balance económico completo sin la evaluación de las medidas sanitarias y sociales para enfrentar la crisis. En el frente de la salud el coronavirus generó mucho dolor y muerte en decenas de miles de familias colombianas, pero el gobierno saliente pudo desplegar un plan de vacunación, junto a otras estrategias, que hoy cuenta con alrededor del 72% de la población con esquemas completos de inmunización y 25% de refuerzos. Sin estos resultados, el retorno a la presencialidad habría sido imposible.

La reactivación económica también se tradujo en la recuperación de todos los empleos destruidos por la crisis de la pandemia. No obstante, el país llega al inicio del gobierno Petro con una tasa de desempleo de 11,3% en junio pasado y la urgencia de abordar reformas estructurales en el mercado laboral, pensiones y seguridad social.

En simultánea con los puestos de trabajo, quedan pendientes en términos de lucha contra la pobreza. El repunte económico logró sacar de la pobreza monetaria a 1,4 millones de compatriotas el año pasado, pero el choque del coronavirus hundió a más de 3,5 millones en esa condición. Aunque las transferencias monetarias impulsadas por el Gobierno Nacional mitigaron este impacto en varios puntos porcentuales, aún resta trabajo por hacer en ese frente.

Uno de los desafíos que deja la administración Duque está en la sostenibilidad fiscal. La creciente demanda de gasto social -y el aumento inevitable generado por la crisis- ameritan del gobierno entrante un ejercicio de delicado equilibrio entre las altas expectativas ciudadanas y el manejo responsable de las finanzas públicas. Con pendientes y vacíos, el gobierno de Iván Duque cumplió con enfrentar el coronavirus y reactivar la economía.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
close